Gobierno estatal “indiferente” ante deterioro de centro de convenciones

Por: Alejandro Gómez Sotelo.

A pesar de representar un monumento histórico del siglo XVI y la primera hacienda de beneficio metalero en todo el continente americano, el Centro de Convenciones de la ciudad colonial está totalmente olvidado por el gobierno estatal y todos los días presenta un deterioro nuevo en varias de sus estructuras, ante la falta de mantenimiento preventivo y correctivo para evitar un posible colapso de grandes dimensiones, informó el cronista de Taxco, Wilfrido Martínez Loza.

Sostuvo que probablemente por ignorar la importancia histórica del inmueble o indiferencia de ese patrimonio cultural del pueblo taxqueño, la administración de Guerrero no se ha preocupado ni ocupado en destinar los recursos necesarios para restaurar con urgencia el edificio que forma parte de la “Ex Hacienda de Cantarranas”, “si no les importa el centro de convenciones, entonces que el estado lo entregue al gobierno local para su intervención inmediata”.

Martínez Loza, recordó que en gobiernos estatales anteriores cuando terminaban las ediciones de “Jornadas Alarconianas”, inmediatamente se elegía un monumento histórico de Taxco para ser rehabilitado y con ello garantizar su preservación, sin embargo, en las recientes administraciones esa dinámica se perdió y la consecuencia es que el patrimonio de los taxqueños se sigue cayendo a pedazos ante la indiferencia gubernamental estatal.

Por esa razón, el historiador urgió a la autoridad estatal para que en caso de no importarles la preservación y cuidado del Centro de Convenciones, que hagan los trámites administrativos necesarios para entregarlo al ayuntamiento municipal, en virtud de que el gobierno local y el mismo pueblo tienen el interés en realizar un trabajo conjunto para llevar a cabo las labores de restauración, en el entendido de que entre más pasa el tiempo los daños y consecuencias se incrementan.

Anticipó que los trabajos de rehabilitación del monumento histórico se ajustarían en todo momento a los lineamientos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), por tratarse de un inmueble de varios siglos de existencia y que encierra la historia de Taxco de casi 500 años, “nuestro llamado al gobierno estatal para intervenir en el cuidado del patrimonio de los taxqueños o definitivamente entregarlo a la administración municipal”.          

El cronista de la ciudad, Wilfrido Martínez Loza, cuestionó los anuncios hechos hace seis y tres años en lo federal y estatal, respectivamente, de que habría un cambio verdadero, transformación, transparencia, combate a la corrupción, respeto a la legalidad y apoyo a los municipios, cuando la realidad muestra que Taxco ha sido olvidado y le han negado el respaldo institucional en los rubros de inversión, progreso y obras estatales, “no hay cambio, todo quedó en discurso”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *